¿La moción de censura? ¡Por una política verdaderamente obrera!

La moción de censura ha conseguido presentar a Podemos como partido responsable y honesto con capacidad para gobernar; pero también ha mostrado hacia dónde va Podemos: ofrecer a la población la falsa expectativa de que un gobierno PSOE -Podemos va a mejorar la situación.
Parece que el principal problema de este país es la corrupción, que los problemas se van a acabar quitando a Rajoy y al PP del gobierno. ¿Acaso PSOE, con su nueva aureola de partido de izquierdas, en alianza con Podemos, suavizaría las reformas impuestas por los capitalistas? Es posible que algo hagan mejor que el PP. Pero sin duda habrá nuevos recortes que grandes empresas y bancos seguirán exigiendo para aumentar sus beneficios. Pero los recortes y reformas laborales seguirían. El ejemplo lo tenemos en Grecia, con Tsipras, que ha impuesto a la población griega, a los trabajadores y jubilados, más recortes y medidas de austeridad, haciendo sus vidas más difíciles aún.
De todas formas querer construir una alternativa de gobierno en el marco del capitalismo de la mano del PSOE, es cuándo menos ilusorio y muestra que en el fondo lo que hay es una lucha institucional de los aparatos, por los sillones. Podemos nunca se ha definido como un partido de clase, de los trabajadores, sino de los ciudadanos en general negando por omisión la potencia decisiva que tienen los trabajadores cuándo luchan unidos. Del PSOE mejor ni hablar porque es un partido anclado profundamente  en el sistema capitalista y empresarial. Ambos partidos son reformistas, piensan que el capitalismo se puede mejorar.
Por ello con o sin moción de censura, con o sin Rajoy, los trabajadores deben construir su propia alternativa obrera, de clase y llevar adelante su propio programa político y de defensa de sus intereses. La pelea que atañe a los trabajadores es otra, y pasa por retomar la confianza en su fuerza colectiva, de clase.
¡Es hora de que los trabajadores se hagan oír!

Comments are closed.