La jungla

La Baja Sajonia, región alemana campeona europea de la exportación de carne, es llamada el «cinturón de grasa». Las empresas, frecuentemente multinacionales, explotan allí a trabajadores inmigrantes que son “alquilados” a patronos rumanos o búlgaros y sometidos al derecho laboral de su país de origen. Un obrero rumano puede ganar de esta manera 5 € a la hora, sin cobertura social, y vivir en una habitación alquilada a su patrón con otros cinco trabajadores. En su novela “la jungla”, Upton Sinclair, periodista socialista, denunciaba el infierno de los mataderos de Chicago, en los Estados Unidos, a principios del siglo 20. El capitalismo del siglo 21 nos hace volver a esa época.