La Cumbre del Clima 2019: El negocio de la mentira

Del 2 al 13 de diciembre se celebra la Cumbre del Clima en Madrid. Estarán representados unos 50 países, además de organismos internacionales.
Esta 25 Cumbre por el Clima se iba a hacer en Brasil, pero luego pasó a Chile y finalmente se celebra en España.
El negacionista sobre el clima Bolsonaro alegó problemas económicos y se retiró. El estallido chileno y sus reivindicaciones sociales reflejan que la justicia climática es imposible sin justicia social.
Las verdaderas prioridades de los gobiernos capitalitas están harto visibles, con intereres en la mayor parte del globo y responsables en grado en las regiones en conflicto por motivos económicos.
Tras veinticuatro reuniones, nada nos indica que vayan ha hacer algo esta vez. Abundaran, eso sí, las frases preparadas para la ocasión y todos miraran al contrario preocupados por las últimas advertencias emitidas por los expertos. Además no saldrá acuerdos, sino más compromiso por reducir las emisiones contaminantes.
Estarán ausentes Donald Trump y Jail Bolsonaro, ambos negacionistas sobre el clima, además de China e India, con altos niveles contaminantes en muchas de sus ciudades.
Doce días donde se verá sobre todo la pugna que ejercen los países capitalistas por preservar sus “modelos productivos”. De su chistera mágica, el BCE ha emitido una recomendación a los bancos. Ofrece rebajas en los créditos para las entidades que financien modelos de negocio respetuosos con el medio ambiente. Ninguna obligación, nada que impida seguir haciendo lo mismo.
Por eso, la última palabra la tiene la clase trabajadora, que sufre las condciones de producción capitalista y debe lanzarse de forma decidida a derribar este sistema tan atroz con la vida en el planeta.

Etiquetas: