La crisis es sólo para los trabajadores

Según datos publicados por la prensa las empresas que cotizan en Bolsa cerraron el 2013 repartiendo entre sus accionistas unos beneficios de 8.553 millones de euros, cifras publicadas por la Comisión Nacional de Valores (CNMV). La mayor parte de estos beneficios, claro está, corresponden a las empresas incluidas en el Ibex.

¿Y de dónde salen beneficios tan espectaculares, pese a la crisis? Evidentemente, de los trabajadores. Estas mismas empresas despidieron en 2013 a 120.000 trabajadores, un recorte de casi el 7% de sus plantillas.