La consejera de Educación realiza recortes… pero no para ella

Resulta que Lucía Figar, consejera de Educación de Madrid, la misma que suprimió el pasado curso 10.000 becas de comedor, por no hablar de las plazas suprimidas en las escuelas infantiles, ha cobrado el cheque guardería para su hija de dos años para el presente curso académico, por valor de unos 1.100 euros.

La Consejera, junto a su marido, dispone de unos ingresos que superan los 125.000 euros. La ayuda es completamente legal, regulada por ella misma, pues su hija va a una guardería completamente privada, condición indispensable para cobrar la ayuda, entre otros requisitos.