Huelga general en la Guayana francesa

La población de este territorio francés de Sudamérica (fronterizo de Brasil y Surinam) está harta de vivir en pésimas condiciones.
Según cifras oficiales, la tasa de desempleo es del 25% y la mitad de las familias está debajo del umbral de pobreza.  Faltan recursos y personal en todos los servicios públicos. Muchas casas no tienen agua y hay cortes de luz todos los días, mientras que a unos kilómetros, en la base de Kurú, se lanzan los cohetes Ariane de los cuales el gobierno francés está tan orgulloso. El contraste entre el escaparate tecnológico y la situación de la población es insoportable. Los precios son muy altos como resultado de los monopolios franceses. La mortalidad infantil es tres veces más elevada que la media francesa.
Con la crisis y el desempleo sube la violencia y la inseguridad. El abandono del Estado imperialista francés a este territorio es criminal.
Por todos estos motivos, la Guayana francesa lleva más de una semana en huelga general. Casi todas las tiendas y gasolineras están cerradas. En plena campaña de las presidenciales, esta revuelta viene a recordar cómo se porta el gobierno francés con su población ultramarina.
¡Viva la lucha de los trabajadores de la Guayana!