Huelga general en Grecia

En Grecia trabajadores de lo público y lo privado han hecho huelga general contra las últimas medidas de austeridad impuestas por los acreedores –Unión Europea, Banca Central Europea y Fondo Monetario Internacional- y aceptadas por el gobierno de Tsipras a cambio de un poco más de crédito y de renegociar la deuda. ¡Sin embargo el nuevo crédito sólo les serviría para seguir pagando la deuda!
Este nuevo acuerdo resultará muy lesivo para todos los trabajadores, empezando por los pensionistas; hay que recordar que la pensión media en Grecia ya ha caído un 40% de media desde 2010. Si el país se porta “bien”, el gobierno tendrá autorización para tomar medidas contra la pobreza en forma de ayuda a la vivienda, protección para el subsidio familiar, una ayuda a las comidas en colegios, un programa de guarderías infantiles para los más pequeños, etc., ¡a condición de que el país produzca un excedente presupuestario que satisfaga a los acreedores! Pero ya los trabajadores griegos han producido tal excedente entre 2015 y 2016; ¡los presupuestos públicos ya han sido recortados en 10.000 millones de euros!
La vida en Grecia no es fácil. El paro es oficialmente un 23%; 9 de cada 10 parados no reciben ninguna ayuda. Incluso muchos que trabajan no cobran regularmente; ciertas empresas incluso pagan una parte del salario en cupones que pueden cambiar en los supermercados.
En medio de este desastre, el gobierno aún anuncia una subida de impuestos; sigue jugando al espejismo de que hay que aliviar la deuda y todo después irá mejor. Pero los acreedores no tienen ninguna intención de perdonar nada después de todos estos años en que tanto los gobiernos de derecha, de centro-izquierda o de la izquierda llamada radical han satisfecho tan bien sus exigencias. ¡Todo un país empobrecido dramáticamente para que un puñado de grandes bancos pueda continuar robando y enriqueciéndose.

Comments are closed.