Grandes ladrones y pequeños ladrones

Un informe de los investigadores del Banco Mundial muestra que gran parte de los fondos que aporta para la ayuda al desarrollo termina en los paraísos fiscales y, por lo tanto, es desviado por los gobernantes y los burgueses de los países beneficiarios. El informe ha sido tan desafortunado para los dirigentes del Banco Mundial que primero han prohibido su publicación, antes de autorizarla en una versión revisada y corregida.
El Banco Mundial es una organización creada por las grandes potencias, y su ayuda al desarrollo sirve ante todo para «ayudar» a los países pobres a comprar los productos de los grupos capitalistas de estas mismas grandes potencias, comenzando por las armas. Que, por cierto, los dirigentes locales se sirvan directamente de la caja registradora es parte de los pequeños gastos de este tipo de casos. Así es como las potencias imperialistas mantienen su orden y su saqueo. En cuanto a la suerte de los pueblos de esos países, esa es la menor de las preocupaciones de todos.

Etiquetas: