Externalización y precariedad laboral

El grupo de empresas multiservicios Expertus, con sede en Sant Cugat del Vallès (Barcelona) y más de 8.000 trabajadores (entre plantilla propia y subcontratas) a nivel nacional, ha presentado concurso de acreedores en los juzgados de Barcelona, en principio para ocho de sus compañías.
En noviembre pasado la empresa inició un preconcurso de acreedores, pero no ha podido refinanciar la deuda contraída, que entre pagos ordinarios –nóminas, cuotas de la Seguridad Social e impuestos– y obligaciones financieras asciende a unos 60 millones de euros, de los que dos terceras partes son con la banca.
De momento se las empresas quehan presentado concurso han sido ocho, y está previsto que se vayan presentando el resto de empresas del grupo. Tres de las que lo han hecho se cuentan entre las más grandes del grupo, luego hay varias más modestas y las filiales de Madrid, Castilla-La Mancha y Andalucía. Esta última agrupa a unos 1000 trabajadores.
En Sevilla, el Ayto. contrató a una empresa de este grupo, que era Concentra, que luego pasó a llamarse Expertus Sevilla, para realizar la limpieza en los edificios de las corporaciones municipales. La misma empresa se hizo cargo del mantenimiento y limpieza del tranvía, el Metrocentro. También se hizo con contratos en Tussam, la empresa pública de autobuses urbanos.
La Junta de Andalucía también había adjudicado a Expertus el contrato de limpieza de las sedes juciciales.
En Cádiz, la plantilla de trabajadoras que prestaba el servicio de limpieza y mantenimiento de múltiples dependencias y equipamientos municipales, trabajaban para Expertus.
A todos estos trabajadores Expertus les dejó de abonar sus nóminas y no solo en Sevilla o en Cádiz. El cese del pago de las nóminas se está produciendo en más provincias y municipios. En algunos casos los Aytos. se han hecho cargo del pago de estas nóminas mientras se negocian subrogaciones con otras empresas.
Estas empresas, que suelen ser “multiservicios”, suelen tener una estructura y organización mínima en la ciudad donde prestan el servicio. Pero al concurrir a los concursos de trabajo municipales al precio más bajo posible, se hacen con contratos públicos de gran tamaño.
Para los trabajadores de estas empresas las condiciones laborales no son nada halagüeñas. Sueldos y carga de trabajo no van parejos, además, en muchos casos se subcontratan a otros trabajadores mediante otras ETT en peores condiciones.
El objetivo de estas empresas es maximizar los beneficios lo antes posible. Los trabajadores, sus precarias condiciones laborales, sus bajos salarios son, para estas empresas, la forma más rápida de alcanzar estos beneficios.
Este es el resultado de las políticas de externalización que se vienen llevando a cabo en el sector público, destruyendo empleos públicos y beneficiando a las empresas privadas.

Etiquetas: