Empezamos el año con menos peajes, pero con más paro

Empezamos el año con más paro. El hacerse efectivo el cese del mantenimiento de dos tramos de autopista por parte de Abertis, los 136 trabajadores fijos ligados a los tramos de peaje de la AP-7 y la AP-4 engrosan las listas del paro. Además, esos tramos daban empleo temporal a entre 50 y 60 trabajadores según estaciones del año y eventos de temporada.
En los medios de prensa celebran el fin del peaje que, cierto es, suponía un elevado costo para muchos comerciantes y autónomos, trabajadores que tenían que desplazarse regularmente. Sin embargo, no se ha hecho nada por preservar los puestos de trabajo.
Ni el gobierno ni Abertis han evitado que los trabajadores salieran perjudicados. No se ha hecho nada por recolocar a estos trabajadores, ni en otros tramos, ni en otras empresas
Abertis forma parte del grupo ACS, con negocios en todo el mundo. Obtuvo en 2018 un beneficio neto de 1.681 millones de euros, un 87% más que en el ejercicio anterior.
Si bien la sociedad se va a beneficiar del fin del peaje, los trabajadores no tienen por qué pagar las consecuencias con la pérdida de sus empleos. Durante años, con su trabajo éstos han contribuido a la obtención de beneficios al empresario.
El gobierno tendría la obligación si fuera un gobierno de trabajadores de imponer, bajo pena de expropiación, a la empresa de asumir la recolocación de los trabajadores. Por ello hay que exigir la prohibición de los despidos y los ERE.

Etiquetas: