“El pisito”: entre caraduras anda el juego

En estos días ha estallado la polémica porque, al parecer, Gregorio Serrano López, director general de la Dirección General de Tráfico (DGT), iba a ocupar un piso en Madrid de la Guardia Civil, pasando por encima de las normas que regulan estas adjudicaciones, “por la cara” hablando en plata. Serrano fue teniente de alcalde durante la alcaldía en Sevilla del actual ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido; tal era su amistad que se lo llevó hasta Madrid como persona de confianza y le dio el cargo en Tráfico, a pesar de no tener ninguna experiencia en esa área.
La adjudicación de dicha vivienda además estuvo acompañada de una reforma valorada en 50.762 euros. Una reforma de lujo motivada para “acometer las actuaciones necesarias que actualicen e implementen las condiciones de habitabilidad necesarias para la ocupación del citado pabellón por el actual Director General de Tráfico”. Según consta en el presupuesto de la constructora Mercon Obras SL, adjudicataria de las obras, se usarán materiales de alta calidad; un ejemplo: ‘tarima flotante de roble por 4.000 euros’.
Una vez destapado el asunto todos se justifican. “Era una permuta…”, “no he hecho nada ilegal…”, “las obras eran necesarias dada la antigüedad de la vivienda”… Nuestro sevillano ministro se hace el sueco y dice que no sabe qué ha pasado, pero se va a informar. No pida tantos papeles y pregúntele a su amigo directamente, que se lo explicará más o menos así: “he usado unas oficinas de la DGT para cambiarlas por un pisito muy bien situado y muy luminoso, y de regalo me lo van a reformar para que lo estrene. Y lo hemos hecho como de costumbre, a dedo.”
Para la población, desahucios. Para ellos, reformas de lujo… ¡con dinero público!
Y como broche, este tuit de Gregorio Serrano el año pasado: “¿Qué creéis? ¿Que los militantes del PP no estamos avergonzados, asqueados y cabreados por la corrupción?  Pues lo estamos, como todos vosotros.” Pues no Sr. director, como nosotros no. No mienta más. ¡Nosotros condenamos la corrupción mientras que usted, su partido y sus dirigentes la usáis para enriqueceros!