El círculo de empresarios aprieta… y ahoga

El círculo de empresarios, presidido por Mónica Oriol, la misma que opina que contratar a mujeres en edad fértil no es rentable, han vuelto a pedir al gobierno que siga recortando gastos en las administraciones públicas, entre 40.000 y 90.000 millones de euros. Según los empresarios, hay que reducir gasto público, para así bajarles los impuestos, a los empresarios, claro.

En cuánto a los empleados públicos pretenden igualarlos al sector privado en cuánto a formas de contratación, despido y remuneración para así fomentar la “eficiencia”, dicen.

Y como son gente sin escrúpulo, en cuánto a las pensiones, argumentan que como se gasta mucho en las mismas debido al envejecimiento de la población, hay que abordar una “auténtica reforma estructural” e implantar un sistema de pensiones mixto público-privado, del cual –cómo no- ellos sacarán buenos beneficios. De paso, no han desaprovechado la ocasión para incidir en que hay que “profundizar” en la reforma laboral. Después de todas estas afirmaciones ¿quién puede seguir pensando que ya no existen las clases sociales?