EEUU: ¡No puedo respirar!

Noches consecutivas de protestas en Mineápolis (EE.UU.) por la muerte a manos de la Policía del afroamericano George Floyd, movilizaciones que derivaron en la quema de una estación de Policía, y lo que la prensa llama “disturbios y saqueos” a cargo de “matones” como los ha calificado el mismo Trump. Pero esta brutalidad policial no solo está provocando “saqueos” sino también una oleada de solidaridad de muchas personas, ciudadanos de a pie, artistas y personajes públicos. De hecho, miles de personas se están manifestando al grito de “No puedo respirar” y pidiendo justicia y que cese la violencia policial contra a la comunidad afroamericana.
Desde la policía han despedido a los agentes implicados y han pedido perdón a la familia de George Floyd, pero no han ido más allá ni han conseguido calmar las protestas. El supuesto delito de Floyd -46 años- es la sospecha de haber intentado usar un billete falso de 20 dólares en un supermercado, siendo detenido por ello por un agente que le pisó el cuello mientras sus compañeros miraban la escena y ante la advertencia del mismo Floyd de que lo estaban matando, que no podía respirar.
Las protestas por este asesinato, otro siniestro capítulo más de la violencia y el racismo contra los afroamericanos en EEUU, también se extendieron por otros puntos de EEUU en la noche del jueves contando con cientos de personas: California, Chicago, Memphis, Nueva York, Oakland, Ohio y Colorado.

Etiquetas: