EEUU: los trabajadores podemos defendernos

Así   pues,   la   clase   obrera se enfrenta a una situación peligrosa.  La  única  respuesta es que luche por sus propios intereses. Sé que estoy diciendo lo mismo que mucha gente nos ha oído decir antes, muchas veces. Pero no hay otra respuesta.

Cuando los trabajadores de una gran ciudad o de un gran centro de trabajo comiencen una verdadera lucha por sus propios intereses, arrastrarán con  ellos a otros trabajadores. Mirad la huelga de GM en 2019, mirad cuántos otros trabajadores apoyaron la huelga y acudieron  a los piquetes. Cuando los trabajadores comienzan a luchar, también pueden arrastrar junto a ellos a esa gente trabajadora común y corriente de las ciudades más pequeñas y las zonas rurales, gente que también es explotada, gente que tal vez apoya a Trump hoy. Cuando la clase obrera empieza a luchar, puede incluso arrastrar con ella a algunas de esas personas corrientes que siguieron a la extrema derecha a Washington el 6 de enero.

Cuando la  clase  obrera  lucha, puede organizarse para defenderse de cualquier ataque de la extrema derecha, como hemos visto hacer a la clase obrera y a la población negra en el pasado. Cuando la población negra estaba luchando, encontró la manera de hacer  retroceder  al KKK. Cuando la clase obrera estaba luchando, fueron capaces de hacer frente a la Legión Negra.

Una clase obrera organizada es más fuerte que estas fuerzas de la extrema derecha. Puede hacerles frente.

Cuando la clase obrera lucha, como clase, por sus propios intereses, puede llevar esa lucha aún más lejos: luchar contra todo el sistema que explota a todos los trabajadores, y luchar por  un sistema dirigido por la clase obrera.

Traducido de: the-spark.net

Etiquetas: