Contra los ataques a la clase trabajadora: ¡Lucha obrera!

La crisis capitalista que azota el mundo entero la sufren los trabajadores y trabajadoras con el desempleo, bajos salarios y deterioro de sus condiciones de vida y de los servicios públicos. Más de 70.000 trabajadores, en nuestro país, están afectados en 2019 por despidos colectivos, ERE. Seat, Mercedes Benz, Telefónica móviles… y un largo etc.
En todos los sectores se están produciendo despidos incluso en los punteros como el sector Aeronáutico, con millones de beneficios, comienzan a despedir como los casos de LTK, Airbus… en lo que se prevé una reconversión en toda regla con multitud de despidos.
Las empresas públicas se venden a precio de saldo como las líneas de AVE, o no se cubren las plazas que dejan los jubilados y se despiden a interinos o de las bolsas. Desde los ayuntamientos y el Estado, se despide o no se contrata personal, esto hace que se deterioren los servicios públicos como la sanidad, la educación, los transportes públicos etc. Son los casos de la EMT (autobuses) y Metro de Madrid, las amenazas de privatización en TUSSAM en Sevilla, los hospitales y centros de salud en todo el país etc.
A esta situación de crisis la población trabajadora está reaccionando. Las movilizaciones de toda Latinoamérica, Argentina, Chile, Colombia, Ecuador o Bolivia… son una muestra de la crisis económica y de la reacción obrera.
En Francia miles de trabajadores están movilizándose en contra de la reforma de las pensiones de Macron. Quieren aumentar la edad de jubilación y que parte de las cotizaciones vaya a los fondos buitre de pensiones. Todas estos ataques a los trabajadores no son más que la estrategia de la burguesía para ganar más dinero a costa de los trabajadores.
La movilización y huelga, con la unidad, la lucha obrera, es la única salida a un sistema económico que explota a los trabajadores para enriquecer a los más ricos.