Coca-Cola campa a sus anchas

Todavía pendiente del juicio contra el ERE de Coca-cola, que se celebrará el 3 de junio, interpuesto por UGT, CCOO y CSIF de la planta de Fuenlabrada –en Madrid- la empresa ha desmantelado y vaciado dicha planta. La empresa ofreció despidos incentivados, prejubilaciones y traslados que aceptaron como mal menor 1700 trabajadores; no fue el caso de los 235 trabajadores de Fuenlabrada, que fueron despedidos el 1 de abril.

El desmantelamiento de la planta madrileña se hizo de madrugada, con un fuerte dispositivo policial, lo que demuestra lo que les importa a los directivos de Coca-cola lo que pueda fallar la justicia. El ERE, dice la empresa, ha concluido y se ha llevado por delante no sólo la planta de Fuenlabrada, sino también la de Asturias, Alicante y Palma de Mallorca.