Beatificación de mártires

Se ha celebrado en Tarragona la beatificación de 522 “mártires” católicos, el pasado 12 de octubre, en una gran ceremonia. Resulta paradójico que se beatifique en una ceremonia con toda la parafernalia y cobertura de medios a personas pertenecientes a la Iglesia católica calificadas de “mártires” pues como dijo el historiador Ricard Vynes, “la iglesia no colaboró con el franquismo, formó parte de él”.

Este acto, más que impropio, es una provocación habida cuenta todos los obstáculos que se ponen a la aplicación de la ley de la memoria histórica, fruto de los cuales, existen aún numerosas familias que ni siquiera saben dónde están enterrados sus familiares. De hecho, ya dijo Rajoy antes de ser presidente que no daría “un duro” para la aplicación de la ley. Unos son mártires, los otros son simplemente muertos a los que ni siquiera hay que buscar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.