Atentado contra una mezquita en Canadá

El pasado domingo, un ataque terrorista mató a seis personas en una mezquita de la provincia canadiense de Quebec.
Sólo se puede condenar y rechazar un acto tan repugnante.
Consecuencia directa o no de la reciente actuación xenófoba del vecino estadounidense, este atentado muestra, una vez más, lo que se fomenta con discursos y políticas racistas: la violencia ciega que divide a la población con ríos de sangre.