Astilleros del Atlantico à Saint-Nazaire (Francia) : La guerra de clases no conoce confinamiento

Aunque tuvieron que dar marcha atrás aceptando finalmente el cierre del astillero bajo la presión de los huelguistas, los patrones no se rindieron. Quieren hacer que los trabajadores paguen por esta crisis. Muchos trabajadores temporales están siendo despedidos y los jefes de las empresas subcontratistas ni siquiera han esperado ninguna orden para obligar a sus empleados a tomar una licencia personal. En el propio Astillero del Atlántico, la dirección está planificando un acuerdo de empresa que le permitiría tomar la mayor cantidad posible de permisos de los empleados (un total de más de 20 días), antes de pasar a la jornada reducida al 84% del salario, si el confinamiento durara.

Quitarnos el permiso o ponernos a trabajar a corto plazo no costará nada, mientras que los trabajadores perderán el 16% de sus salarios. Al tomar tiempo libre, el patrón incluso anticipa que los trabajadores tendrán que sacrificar aún más su tiempo de trabajo cuando regresen al astillero para compensar la producción perdida.

Los jefes de obra muestran el mismo desprecio por los salarios de los trabajadores que por su salud. Estos irresponsables quieren hacer pagar la cuenta a los trabajadores, pero son ellos los que tienen que pagarla, y tan pronto como se termine la contención, ¡mucha gente tendrá que hacérselo saber!