40 años de lucha, 40 años de dignidad del pueblo saharaui

El pasado sábado 9 de noviembre como en años anteriores, se celebró en Madrid la manifestación estatal por la autodeterminación del pueblo saharaui, la última colonia africana. Vienen desde todos los puntos del estado español hasta Madrid para seguir denunciando la injusticia, la ilegalidad internacional, el abandono, las continuas traiciones, etc. que desde hace 38 años el estado español, así como todos y cada uno de sus gobiernos, han mantenido y mantienen con el pueblo saharaui.

Estas injusticias se iniciaron con los Acuerdos Tripartitos de Madrid (firmados el 14 de noviembre de 1975) por los que España “mal vendía la patria de los saharauis, sus legítimos pobladores y dueños, sus riquezas y su libertad, después de haber tramado, desde altas instancias, una gran mentira que sumía al pueblo saharaui en una guerra cruenta con miles y miles de muertos, miles de refugiados y miles de familias destrozadas para siempre. El Napalm y el Fósforo Blanco, bombas prohibidas ya en aquel momento por las Naciones Unidas, caían sobre los niños, las mujeres y los hombres, ancianos y jóvenes, que huían en un éxodo masivo atravesando el desierto…” (Salka Embarek, activista saharaui) refugiándose en la hamada argelina, zona desértica, estableciéndose allí en los Campamentos de Refugiados Saharauis de Tindouf, donde después de 38 años, continúan resistiendo.

El 31 de febrero de 1976, España se retira del Sáhara y comienza la represión marroquí contra aquellos saharauis que “no pudieron huir, los que se vieron rodeados y aterrorizados por el ejército marroquí…”, como atestiguaron los miembros del equipo de investigación, forense y laboratorio genético de la Universidad del Pais Vasco (cf. “Meheris: la esperanza posible. Fosas comunes y primeros desaparecidos saharauis identificados” de Carlos Martín y Francisco Etxeberría).

La población saharaui que vive en los Territorios Ocupados por Marruecos sufre en la actualidad, sistemáticamente, la represión de sus derechos más elementales. Marruecos construyó el “muro de la vergüenza” (2.720 Km de zona militar de búnkeres, vallas y minas construidos con ayuda de expertos israelíes y de Arabia Saudí) que separa el territorio del Sáhara Occidental de los Campamentos saharauis de Tindouf en Argelia. Tras él vive la gran mayoría de la población saharaui en un Estado (la República Árabe Saharaui Democrática), con una organización territorial, social, educativa, sanitaria que demuestra las posibilidades y la viabilidad del futuro Estado Saharaui en el que los saharauis, en este exilio que dura ya 38 años, siguen exigiendo SAHARA LIBRE, JUSTICIA y AUTODETERMINACIÓN por medio de un REFERENDUM.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.