2014: por una salida obrera a la crisis ¡que la paguen los capitalistas!

Desde el gobierno están repicando las campanas del final de la crisis. El gobierno en su demagogia y mentiras, utiliza el comienzo de cierto crecimiento en algunos datos económicos, una mínima disminución del paro y el aumento de los beneficios bursátiles e inversiones -pura especulación capitalista-, para dar un mensaje “optimista”. Esta propaganda del gobierno no puede ocultar la situación catastrófica de millones de trabajadores explotados, parados o en la más pura miseria. Pero aunque fuera cierta la recuperación económica, ésta se hace a costa de cientos de miles de despidos, millones de parados, bajos salarios, recortes sociales y sobrexplotación de los trabajadores. Son los beneficios empresariales quienes crecen a costa de la miseria popular.

Pero definamos, ¿qué es la crisis capitalista? Llamamos crisis económica a la situación de catástrofe social que significa que millones de personas pierdan el empleo y no encuentren trabajo, que haya miles de desahucios, que los salarios bajen, que haya recortes sociales, etc. Es decir, el colapso en la producción, consumo y circulación de mercancías y dinero en la economía.

En el capitalismo las crisis son inseparables de su naturaleza. Sus ciclos de destrucción y colapso de la producción se acompañan con expansiones económicas. La crisis no es más que la acumulación de riqueza en una minoría de la sociedad que posee los medios de producción y la miseria, el paro, los bajos salarios, los recortes etc., en la mayoría de la sociedad. Esta desproporción, esta desigualdad provocada por el propio sistema capitalista, causa la crisis.
¿Seguirá la crisis hasta derrumbarse el sistema capitalista? Posiblemente la recuperación económica en 2014 de la que habla el gobierno será débil incluso para un normal funcionamiento del capitalismo y sus beneficios. Pero nuestro problema no es ese. El capitalismo vive una crisis histórica, es decir es un sistema obsoleto que va de catástrofe en catástrofe, de crisis en crisis sin poder mantener el progreso para la humanidad. Ha dejado de ser útil para la mayoría social.

Pero esto no significa que la burguesía tenga una salida a la crisis para salvar su sistema económico. Siempre el capitalismo tendrá una salida para salvarse. A costa de unas consecuencias terribles: guerras, destrucción y despilfarro.

Entonces, ¿qué salida hay a la crisis? El problema real para la clase obrera y las clases populares es quiénes pagan las crisis. ¿Son los trabajadores y los más débiles de la sociedad o son los capitalistas?

Es por lo tanto la salida a la crisis lo que define nuestra posición. No son los trabajadores quienes deben pagar con su pobreza los beneficios del capital. Tenemos que luchar por una salida para la clase obrera y que sean los capitalistas quienes la paguen.

¿Cuál es la única salida obrera a la crisis capitalista? Socialismo o Barbarie. El socialismo revolucionario o comunismo. Las crisis y el capitalismo -a pesar de su crisis histórica- necesitan el empujón hasta destruirlo. Y este sólo puede darlo el pueblo trabajador organizando una sociedad fraternal, igualitaria y humana, expropiando los medios de producción y poniéndolos al servicio de la sociedad y las necesidades colectivas y no al servicio del dinero, los banqueros y capitalistas en una verdadera democracia obrera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.