La cumbre de la OTAN en Madrid: hablan de paz y democracia pero preparan la guerra imperialista

Se ha celebrado la cumbre de la OTAN que terminó el jueves 29 en Madrid con “el nuevo concepto estratégico” y que fundamentalmente señalan a Rusia y China como culpables del peligro de guerra, junto al nuevo desafío de la guerra que le llaman “híbrida” -con elementos no armados directamente, como el uso de las migraciones o de recursos naturales básicos como el gas o petróleo…- Se ha destacado también la “protección” del flanco sur de Europa con el norte de África y el Sahel, elementos geoestratégicos para el imperialismo español con la protección de Ceuta y Melilla. Finalmente, el cerco a Rusia se ha profundizado con la entrada en la organización de Suecia y Finlandia países tradicionalmente neutrales que devuelven a militantes independentistas kurdos a Turquía para que esta levantara el veto a su entrada. La OTAN contrariamente a su propaganda no es una organización defensiva. Es una organización militar que ha cometido crímenes de guerra tan crueles como los que ha provocado Putin en Ucrania.

La OTAN, una organización militarista y agresiva aceptada por el “gobierno progresista”

La OTAN nunca ha sido escrupulosa a la hora de cumplir el derecho internacional y de hecho ha intervenido en cualquier país del mundo que les venía bien a sus intereses, como Libia, Iraq, Afganistán o Yugoslavia. El hecho de que esta vez no haya intervenido directamente en Ucrania responde a otros cálculos, que por supuesto ni es la paz, la libertad o la democracia, como quieren aparentar.
La sumisión a esta organización militarista de Pedro Sánchez y de los socialistas era algo connatural, recuérdese “OTAN de entrada NO” pero si ha sorprendido a algunos, las organizaciones a la izquierda del PSOE. Por ello que Rita Maestre, de “Más Madrid”, el partido de Errejón, la supuesta izquierda alternativa y progresista, haya declarado que es “un placer y un orgullo” que Madrid acoja la Cumbre, ha levantado muchas ampollad entre la gente de izquierdas. Esto unido a que Unidas Podemos ha jugado un papel más que tibio ante la Cumbre, limitándose a discrepar tímidamente, a no asistir a sus actos y a votar contra el aumento del gasto militar, pueden hacer el resto; han pedido en numerosas ocasiones “políticas más valientes” al PSOE, pero la valentía se la dejan en casa cuándo se trata de no poner en riesgo sus sillones.
Pues no; no es ningún orgullo haber recibido a Biden, ese presidente del país que acaba de permitir a sus estados prohibir el aborto, que apoya a los que portan armas por las calles de EEUU, el país que permite el rezo en las instituciones públicas, que ha forzado a Pedro Sánchez a traicionar al pueblo saharaui, es el presidente de un país que siendo rico tiene tantos pobres, tantos enfermos sin una cobertura médica decente, un presidente que ha apoyado el bombardeo de Yemen o Palestina, por poner sólo dos ejemplos. Pues no, Rita Maestre, no hay que estar orgullosos de celebrar la cumbre de la muerte en Madrid, la cumbre de los que deciden quien vive y quién muere.
Según una universidad estadounidense, la universidad de Brown, las víctimas inocentes de la OTAN en Afganistán, Pakistán, Irak y Siria son más de 350.000.

Millones para la cumbre y los presupuestos militares

Esta cumbre al parecer ha costado unos 40 millones de euros; todo es poco para coordinar esfuerzos bélicos que en última instancia responden a los intereses económicos que hay detrás. Se ha declarado en esta cumbre que Rusia es la principal amenaza, incluyendo a China también, por su relación con la propia Rusia. Son regímenes totalitarios, subrayan; olvidan hablar de su actual amigo, el rey de Marruecos, o de tantos regímenes tiránicos que han apoyado y sostenido, porque para EEUU y sus socios europeos, no hay más guerra que la comercial y a su servicio está todo este despliegue bélico. En la Cumbre han definido las líneas maestras de las futuras intervenciones en las regiones del planeta dónde los países imperialistas junto a Estados Unidos tienen intereses para mantener su hegemonía comercial, de materias primas y el negocio de sus multinacionales. Estas regiones serán Europa, frontera con Rusia, Asía con China como competidora económica y África. En este sentido nuestro país tendrá un peso importante ante la situación que se desarrollará entre Argelia y Marruecos.
De esta cumbre han salido acuerdos importantes; importantes para las grandes multinacionales y negocios bélicos, claro está. Entre ellos, todos los estados se han comprometido en aumentar sus gastos militares hasta un 2% del PIB respectivo. Pronto se ha apresurado Pedro Sánchez
a contar otra mentira, pues asegura que el aumento del gasto militar no tiene por qué implicar una reducción de gastos en otras partidas. Mentira aun más hiriente si se tiene en cuenta que ya se están viendo los estragos de los recortes en los centros hospitalarios y médicos, con cierres de plantas enteras, con suspensión de cirugías, con ambulatorios que cierran las tardes del verano y con centros de salud saturados que no dan abasto para atender en condiciones a los enfermos. Nada nuevo, obvio, pero que podría ser paliado con una partida extraordinaria pues como se ha visto en la Cumbre, dinero hay, ¡y mucho!

El norte de África otro peligro de guerra

También se habló en la cumbre de las “amenazas híbridas”, eufemismo bajo el que quieren decir, inmigración y situando las corrientes migratorias como una nueva prioridad de la OTAN, de esta forma se insta a los distintos Estados a estar mucho más alerta a los flujos migratorios y a impedir la entrada de inmigrantes ilegales ya que esto puede ser leído como una agresión y responderse como tal. ¿A alguien le extraña entonces las primeras declaraciones de Pedro Sánchez alabando a las fuerzas de seguridad tras haber muerto los 37 inmigrantes en las vallas de Melilla? Pedro Sánchez en esta cumbre ha conseguido que las fronteras de Ceuta y Melilla sean incluidas y vistas como parte de la defensa integral de todos los estados miembros de la OTAN y todos ayuden ante posibles avalanchas de inmigrantes. La Alianza, a petición de España, ha incluido junto a Oriente medio y el norte de África a muchos otros países africanos que pueden ser vistos como una fuente de “conflictos, fragilidad e inestabilidad” que “afecte directamente a la seguridad de la OTAN y sus aliados. De este modo están blindado las fronteras ante el más que posible empeoramiento de la crisis; de hecho, muchos analistas ya hablan de hambrunas en África y en Europa el panorama tampoco es bueno tras la caída de los salarios y una inflación desorbitada.
Esta cumbre de la OTAN es vista, pues, por los estados miembros como histórica, muy importante. Y lo es para la defensa de los intereses del capitalismo europeo y estadounidense, que debe hacer sus negocios y fortunas en un ambiente más calmado y controlado. Este sistema capitalista donde todo se mueve por intereses y dinero, que va de crisis en crisis, de guerra en guerra, necesita todo un ejército internacional que contenga una futura reacción de los pueblos, de los trabajadores

Etiquetas: